Hambre en el mundo: Un problema a resolver

Acorde con la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura, conocida como FAO por sus siglas en inglés, podemos entender el hambre como una sensación física incómoda o dolorosa, causada por un consumo insuficiente de energía alimentaria. La misma se vuelve crónica, cuando la persona al no poder consumir una cantidad suficiente de calorías de forma regular, se ve incapaz para llevar una vida normal y saludable. Se estima que para el 2019 aproximadamente 700 millones de personas padecieron hambre en todo el planeta, siendo los países denominados del “tercer mundo” los más afectados.

Por su parte, la inseguridad alimentaria podemos entenderla como el estado en el cual se encuentra una persona que carece de acceso regular a suficientes alimentos nutritivos para tener un crecimiento y desarrollo normales, que le permitan llevar una vida activa y saludable. Tal situación puede ser escasez de alimentos y/o a la falta de recursos para obtenerlos.

Así mismo, la inseguridad alimentaria puede padecerse en distintos niveles acorde a la FAO, por tanto, la organización tiene su propia escala explicada en la siguiente imagen:

De esta forma, una persona que sufra de inseguridad alimentaria moderada o grave ha dejado de consumir alimentos por uno o más días, por lo que se puede decir que esa persona ha padecido de hambre. Al ser los alimentos con altos niveles de azúcar y grasas saturadas más baratos que las frutas y verduras frescas, las personas sumergidas en la pobreza tienden a consumir más los primeros de dichos alimentos, lo que conlleva enfermedades como malnutrición o la obesidad, además de otras crónicas como la diabetes e incluso más severas como el cáncer.  

Por otra parte, la pandemia ocasionada por el COVID-19 ha incrementado el grado de vulnerabilidad de las personas con inseguridad alimentaria. En su reporte anual sobre la “Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo”, publicado julio del 2020, entre 83 y 132 millones de personas «podrían pasar hambre» por la recesión económica derivada de la pandemia.

Referencias:

http://www.fao.org/hunger/es/

https://www.france24.com/es/20200713-onu-fao-hambre-crecimiento-peor-pandemia

Jorge Hernandez.

Lic. Estudios Internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *